En AL, la obesidad preocupa más que el hambre: FAO

Nota publicada el dia: 2018-01-12 | Por Redacción

Ciudad de México. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) está más preocupada por el "alarmante" aumento de la obesidad en América Latina y el Caribe que por la falta de alimentos, dijo este viernes en México su director general, José Graziano da Silva.

"El gran reto que vemos en el tema de la alimentación no sólo en México, también en América Latina y El Caribe en general, es el tema de la obesidad, sobre todo en mujeres y niños (...) Se sufre más el problema de la obesidad que la falta de comida, del hambre tradicional", expresó Graziano en rueda de prensa en Ciudad de México.

El director de la FAO explicó que el "comer mal" es también un problema de alimentación y advirtió que la llamada fast food (comida rápida) ha provocado una "epidemia" de consumo excesivo de sal, azúcar, grasas saturadas y frituras.

"El tema que buscamos con más fuerza (en la región) es controlar la obesidad favoreciendo una dieta saludable, y eso es diversificar la alimentación, comer más frutas y legumbres", añadió.

"Una dieta que no es saludable, que no es sostenible y provoca efectos en la salud (...) como diabetes y problemas cardíacos", dijo.

Según estudios de la FAO y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 58 por ciento de los habitantes de América Latina y el Caribe están por encima del peso ideal. Bahamas, México y Chile son los que presentan la mayor problemática en ese sentido.


Opiniones

Comenta ésta nota

Su correo electrónico no será publicado. Son obligatorios los campos marcados con *

Notas Relacionadas

  1. Algunas de las medidas del precandidato presidencial son confiscar armas y dinero a los criminales, capacitar a las fuerzas policiacas y homologar penas a nivel nacional

  2. Se esperan temperaturas mínimas inferiores a -5 grados Celsius en cinco estados del país; de -5 a 0 grados en regiones serranas de otras nueve entidades

  3. A Gabriel Mendicutti Loria, quien fuera secretario de Gobierno con el exgobernador de Quintana Roo, se le acusa de daños al erario público por más de 534 millones de pesos.